Los niños obesos tienen más probabilidades de ser víctimas de prepotencias y abusos independientemente del género, grupo étnico, situación socioeconómica, destrezas sociales y logros académicos, aseguran investigadores de la Universidad de Michigan en Estados Unidos.
En el estudio: “El peso corporal como indicador de la vulnerabilidad al abuso y prepotencia de tercer a sexto grado escolar”, que se publicará en la edición de julio de la revista Pediatrics, se expone que el abuso y la prepotencia sobre la obesidad infantil son problemas comunes de salud pública.
En Estados Unidos la obesidad infantil ha aumentado a proporciones epidémicas, y se calcula que 17% de los niños y niñas de 6 a 11 años eran obesos del 2003 al 2006. Las edades en las cuales el abuso y la prepotencia alcanzan mayores proporciones son de los 6 a los 9 años, precisaron los expertos.
Para la investigación se analizaron a 821 niños y niñas quienes participaron en el “Estudio de Cuidado de la Infancia Temprana y Desarrollo Juvenil”, del Instituto Nacional Eunice Kennedy Shriver de Salud Infantil y Desarrollo Humano, incorporados al estudio desde su nacimiento en diez sitios en todo el país.
Julie C. Lumeng, autora principal del estudio, expuso que investigaciones anteriores han demostrado que los niños obesos que son objeto de prepotencias y abusos experimentan más depresión, ansiedad y soledad. El nuevo análisis tuvo el propósito de determinar la relación entre obesidad infantil y el status económico, grupo étnico, destrezas sociales, resultados académicos, así como ser blanco de prepotencias en los grados escolares tercero, quinto y sexto.
Se evaluó la relación entre el peso del niño, su estatus y las probabilidades de que sea objeto de abusos según lo informado por el niño, la madre y el maestro. Los padres de los niños obesos califican el abuso y la prepotencia como su principal preocupación para la salud de sus hijos, agregó.
Los autores detectaron que el ser obeso, por sí mismo, aumenta la probabilidad de ser víctima de la prepotencia. Además, encontraron que los niños obesos tenían más probabilidades de ser objetos de prepotencias y abusos a diferencia del género, grupo étnico, status socioeconómico de la familia, perfil demográfico de la escuela, destrezas sociales o logros académicos.
\»Las intervenciones para encarar el abuso y la prepotencia en las escuelas se necesitan y mucho. Los médicos que atienden a los niños obesos deberían considerar cómo influye el ser abusado en su bienestar\», indicó Lumeng.
“Dado que las percepciones de los niños están conectadas con las percepciones sociales más amplias cerca del tipo de cuerpo, es importante adecuar mensajes que apunten a reducir el premio que se da a la delgadez y los estereotipos negativos asociados con la obesidad, concluyó.

Chicago, mayo 5/2010 (Notimex)

mayo 8, 2010 | Lic. Sandra Rodríguez García | Filed under: Enfermedades Nutricionales, Psicología | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración