Un fármaco experimental para adelgazar que combina un estimulante con un medicamento para la epilepsia ayudó a los pacientes a perder peso y a mantenerse estables durante un año, además redujo los niveles de presión arterial.
Una consultora de la compañía Vivus Inc <VVUS.O>, basada en Mountain View, California, indicó que tres estudios mostraron que los pacientes bajaron más de peso cuando tomaron las mayores dosis de Qnexa. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) debe decidir su aprobación en julio.
“La disminución de los parámetros de presión arterial fue leve pero clara y se equipararon con la pérdida de peso”, dijo Suzanne Oparil, de la Universidad de Alabama en Birmingham, Estados Unidos. \»La reducción de peso es impresionante y es bueno que haya una caída concomitante de la presión arterial\», agregó Oparil en una entrevista desde una reunión de la Sociedad Estadounidense de Hipertensión Arterial, en Nueva York.
Oparil, expresidenta de la Asociación Estadounidense del Corazón, recolectó y analizó los resultados de tres estudios de Qnexa con 8000 pacientes con sobrepeso y obesos. A mayor dosis, mayor adelgazamiento y disminución de la presión arterial. Los pacientes que tomaron la dosis más alta e hicieron dieta y ejercicios perdieron alrededor del 10% de su masa corporal. \»En la semana 58 se detectó una importante reducción de peso\», añadió.
Vivus intenta mejorar la famosa combinación de fenfluramina-fentermina (conocida como fen-phen), que fue retirada del mercado en 1997 luego de que se halló que dañaba el corazón y causaba casos a veces fatales de hipertensión pulmonar. La fentermina, un estimulante que se consigue en forma genérica, parece segura y es usada en bajas dosis en Qnexa junto con el fármaco topiramato, también accesible en formato genérico y vendido por la unidad Ortho-McNeil de Johnson & Johnson <JNJ.N> con el nombre de Topamax.
Perder el 10% del peso corporal es suficiente para reducir los niveles de colesterol y la presión arterial, disminuir el riesgo de diabetes mellitus y muerte prematura. Alrededor del 68% de los adultos estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos.
En los tres estudios analizados por Oparil, alrededor del 80% de los pacientes eran mujeres, la mayoría eran obesas mórbidas con pesos de 100 a 118 kilos y no tenía hipertensión arterial, pero entre las pacientes que sí la tenían y tomaron la mayor dosis de Qnexa, la presión sistólica o máxima disminuyó un promedio de 9 puntos, en comparación con 4 puntos en las mujeres que usaron un placebo.
Los efectos secundarios más comunes fueron cosquilleos y sequedad en la boca, que se manifestaron en el 19% de las pacientes que tomaron las mayores dosis. El topiramato actúa en el sistema nervioso y tiende a funcionar como un sedante, lo que puede reducir el apetito. Los pacientes señalaron que el fármaco les hizo sentir un gusto metálico a las bebidas azucaradas, por lo cual las evitaron, concluyó la experta.

Washington, mayo 5/2010 (Reuters)

mayo 6, 2010 | Lic. Sandra Rodríguez García | Filed under: Medicina | Etiquetas: , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración