La compañía farmacéutica GlaxoSmithKline, que está desarrollando una nueva alternativa para tratar la enfermedad cardíaca, obtuvo un potencial impulso el pasado viernes debido a que un estudio científico resaltó la importancia de una enzima obstructora de las arterias.
Un trabajo publicado en la revista médica The Lancet sugirió que la enzima, llamada fosfolipasa A2 o Lp-PLA2, tiene un rol tan importante en el riesgo de enfermedad cardíaca como la hipertensión aterial e hipercolesterolemia.
Alex Thompson y John Danesh, de la Cambridge University, quienes condujeron la investigación, dijeron que sus resultados agudizarán el foco en un fármaco experimental llamado darapladib, que está siendo desarrollado por Glaxo y estudiado en dos grandes ensayos clínicos que involucran a 27 000 pacientes en todo el mundo.
\”Esto refuerza el interés en esta enzima y en la necesidad de ver los resultados de los ensayos clínicos\”, dijo Thompson en una entrevista telefónica.
Las conclusiones de los estudios se esperan entre 2012 y 2014.
La enfermedad cardíaca coronaria es la principal causa de muerte en todo el mundo y es responsable de 7 millones de muertes por año.
Fumar, padecer de diabetes mellitus, hipertensión alterial y elevados niveles de colesterol \”alto\”, identificado como LDL, son factores de riesgo conocidos de la enfermedad cardíaca, pero no explican completamente su incidencia. Por eso, los científicos y las compañías farmacéuticas están investigando otras asociaciones.
Darapladib es el primero de una nueva clase de fármacos que atacan la enzima Lp-PLA2 y su diseño tiene la intención de superar a las exitosas estatinas para bajar el colesterol, como Lipitor, de Pfizer y Crestor, de AstraZeneca.
El fármaco busca reducir el riesgo de que las placas bloqueadoras de arterias se rompan, obstruyan arterias y provoquen ataques cardíacos.
Thompson y Danesh analizaron la relación entre la Lp-PLA2 y el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular (ACV) y muerte en casi 80 000 personas en 32 estudios previos.
Los expertos hallaron que los mayores niveles de la enzima en la sangre estaban asociados con un aumento del riesgo. Para el ataque cardíaco, el incremento de la prevalencia fue similar que en el caso de la hipertensión aterial e hipercolesterolemia.
Pero los investigadores dijeron que su análisis, que incluyó principalmente datos de personas de América del Norte y Europa, también mostró relaciones más débiles de lo esperado entre la enfermedad cardíaca, la hipertensión arterial e hipercolesterolemia.
\”La enzima en este estudio estuvo fuertemente asociada con el ataque cardíaco, al igual que la presión arterial y el colesterol, pero debemos ser cautelosos al interpretar esto, porque la relación con estos dos últimos fue mucho más débil de lo previsto\”, dijo Thompson.
Esto podría deberse, agregó, a que muchos pacientes de los estudios ya estaban tomando medicación para el corazón que podía alterar sus niveles de tensión arterial y colesterol.
Londres, mayo 3 (Reuters)

mayo 4, 2010 | Lic. Aleida Figueroa Silverio | Filed under: Cardiología, Enfermedades Cardiovasculares | Etiquetas: |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración