Especialistas en epidemiología del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco indicaron que aunque bajo control el paludismo sigue latente en México.
El pasado domingo se celebró el Día Mundial del Paludismo, y es importante recordar que esta enfermedad sigue latente por lo que su control es prioridad en todo el orbe.

Los epidemiólogos reiteraron que desde el hogar se puede hacer mucho en su control, manteniendo entornos y viviendas saludables e higiénicas, sin fragosidad en los alrededores.
Añadieron que el control larvario ha sido la pieza fundamental en la eliminación de paludismo, enfermedad transmitida por la picadura del Anopheles infectado, y de la que en Jalisco no se tienen registros en los últimos ocho años, y el último caso fue “importado”.
Explicaron que se trata de una enfermedad caracterizada de manera principal por fiebre alta, de hasta 40 grados, se presenta a lo largo del día y suele acompañarse de cansancio extremo, dolor de cabeza, vómitos y sudoración excesiva.
Sobre el patrón febril de los primeros días de la infección, precisaron que es muy semejante al que se observa en las etapas incipientes de otras enfermedades bacterianas, virales y parasitarias, y su diagnóstico se hace a través de una prueba en sangre (gota gruesa).
La pérdida de apetito y dolor muscular son también síntomas de la enfermedad, y éstos suelen aparecer a partir de los ocho días hasta un mes después de haber sido picado por el agente transmisor, que en el caso de México es el Anopheles albimanus.
Se trata de una enfermedad parasitaria debido a que al picar, el vector infectado introduce un parásito (plasmodium) al organismo del huésped y éste se instala en los glóbulos rojos, traduciéndose en anemia, la cual es una de las repercusiones más graves y llega a ser mortal si no se atiende.
Ante los síntomas, es importante consultar al médico, quien indicará el tratamiento, que básicamente consiste en administración de cloroquina, aunque, dependiendo de la variante de paludismo (en México se han encontrado cuatro tipos), puede combinarse con primaquina, ambos muy efectivos.
Reiteraron que si bien en Jalisco no se han tenido registros de la enfermedad en los últimos años, algunas regiones del país se consideran endémicas y el movimiento poblacional puede contribuir a la diseminación, en caso de algún brote, de ahí que la participación social juega un papel fundamental.
Apuntaron que el 58% del territorio mexicano se considera zona palúdica, en especial las áreas costeras del Pacífico y el Golfo de México.

Guadalajara, abril  26/2010 (Notimex)

abril 27, 2010 | Lic. Sandra Rodríguez García | Filed under: Enfermedades transmisibles, Epidemiología | Etiquetas: , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    abril 2010
    L M X J V S D
    « mar   may »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración