Con el fin de contar con modelos predictivos de diabetes mellitus tipo 2, investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) estudian los procesos genéticos y biológicos de la \”mosquita del vinagre\”, insecto que comparte hábitos e información genética similar a la del ser humano.
Chris Stephens, del Instituto de Ciencias Nucleares, destacó que en el proyecto de diabetes mellitus tipo 2 tratan de iniciar una línea de investigación interdisciplinaria, de identificar los factores de riesgo más importantes, para luego desarrollar modelos predictivos.
De acuerdo con un comunicado de la UNAM, detalló que la diabetes mellitus, como otras enfermedades, involucra un sinfín de factores, desde la mutación de genes, hasta el entorno social y el nivel socioeconómico.
La responsable del Banco de Moscas, Patricia Ramos, explicó que la Drosophila melanogaster es un excelente monitor, porque ingiere algunos alimentos similares a los que consume el hombre.
Consideró que es difícil estudiar al humano y darle seguimiento a los linajes familiares para tratar de rastrear estos genes, y por ello se recurre a este insecto, pues su exploración es más versátil.
El ciclo fértil de este animal dura una semana, y la hembra puede producir 500 huevos, \”la ventaja en genética es que en 10 días existen 500 adultos, si quisiéramos tener la misma cantidad de seres humanos provenientes de una sola mujer, tardaría casi 400 años\”, concluyó.
En investigaciones de la Facultad de Química de esta casa de estudios se han logrado avances al identificar a la herencia como uno de los componentes que desarrolla la diabetes mellitus tipo 2, aunque también influyen las diferencias genéticas de los grupos de población.
En cuanto al proyecto, integrantes del Centro de Ciencias de la Complejidad (C3) de la UNAM, la Fundación Instituto Mexicano del Seguro Social y el Consejo General de Salubridad, lo iniciaron para identificar los factores de riesgo para la diabetes mellitus tipo 2, la primera causa de muerte en México.
El investigador del Instituto de Ciencias Nucleares (ICN), Chris Stephens, señaló que la línea que se establecerá de forma permanente será de gran impacto y a largo plazo, además de que permitirá dar los primeros pasos en la solución de ese problema de salud pública.
Se construirán modelos predictivos para calcular la probabilidad de que una persona desarrolle prediabetes o diabetes mellitus, a fin de que una vez que se haya identificado la predisposición se tomen acciones para evitar el desarrollo de la enfermedad.
El científico detalló que en el proyecto se usará la base de datos del IMSS, la cual proporcionará registros médicos o historias clínicas de casi seis millones de personas con y sin la enfermedad; también se recurrirá a fuentes como el Censo de Población. Mediante el Análisis de historias se identificarán y cuantificarán factores de riesgo que provienen de la genética o antecedentes médicos y del nivel socioeconómico, sociodemográfico, y hasta de la contaminación en distintas regiones del país, agregó.
En el proyecto del C3 no solo intervendrán \”mineros de datos\” (usan algoritmos para la búsqueda de patrones y correlaciones en grandes bases de información), sino también habrá físicos, médicos y humanistas que analizarán los aspectos éticos.
La información servirá a la administración pública para tomar decisiones y asignar recursos de manera adecuada, pues se podrán hacer recomendaciones a los médicos.
Ciudad de México, abril 02/2010 (Notimex)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    abril 2010
    L M X J V S D
    « mar   may »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración