Antes de consignar a un hijo con dificultades para el aprendizaje o bajo desempeño escolar, deben analizarse las causas por las que el menor no puede obtener buenas calificaciones, afirmaron expertos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco.
Aseguraron que el fracaso escolar es multifactorial y entre las causas más comunes de las dificultades para el aprendizaje, se incluyen las deficiencias visuales o auditivas, mala alimentación, problemas familiares e hiperactividad.
Los especialistas del IMSS en Jalisco consideraron necesario hacer una valoración de tipo psicosocial para identificar el factor externo que pueda disminuir el aprendizaje o retención del niño en las actividades académicas.
Reiteraron que por lo general estas causas son de tipo emocional o afectivo, como cambios en la adolescencia o situaciones de entorno familiar, y cuando se trata de alguna causa externa, el problema gira en torno a falta de concentración más que de memoria o capacidad para el aprendizaje.
Por el contrario, añadieron que cuando se genera por causas internas, debe realizarse una valoración neurológica y psiquiátrica, además de médica para descartar deficiencias en la vista o percepción.
El área de Salud Mental del Hospital de Pediatría lleva a cabo un seguimiento de este tipo de problemas para hacer un diagnóstico adecuado y canalizar al menor a las instituciones correspondientes.
Recomendaron a los padres de familia abordar el tema con sus hijos de manera positiva, sin regaños y menosprecios si es que su rendimiento escolar es bajo, al señalar que lo ideal es que el menor se sienta en confianza y exponga sus sentimientos.
Guadalajara, marzo 28/2010 (Notimex)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración