Los plásticos duros, a diferencia de lo que se pensaba, se biodegradan en el mar, donde liberan grandes cantidades de bisfenol A, un componente químico que altera el sistema endocrino y que puede tener graves consecuencias para la vida marina.
Así lo afirman científicos japoneses de la universidad de Nihon en Chiba, cerca de Tokio, y su equipo que analizaron arena y agua de mar de 200 lugares en 20 países, principalmente en el sudeste de Asia y en América del norte, y comprobaron que en todos los casos contenían cantidades \”significativas\” de bisfenol A, que iban de 0,01 partes por millón (ppm) a 50 ppm.
Concluyeron que las principales fuentes de esta sustancia son los policarbonatos y los revestimientos de resina epóxica.
El químico japonés y sus colegas de la universidad de Nihon ya habían demostrado en el 2009 que los plásticos ligeros de espuma blanca se descomponen con rapidez a las temperaturas de los océanos, dejando sustancias potencialmente tóxicas.
Ahora, los científicos añaden los plásticos duros y las resinas epóxicas a los plásticos que se deshacen a bajas temperaturas como las de los océanos.
\”Cuando se desintegra la resina epóxica libera bisfenol A, un típico disruptor endocrino\” capaz de alterar el sistema hormonal, explicó Saido, quien recordó que estudios recientes han demostrado que los moluscos, los crustáceos y otros anfibios pueden verse afectados por esta sustancia, incluso a bajas concentraciones.
Los desechos de plástico están cada vez más presentes en el medio ambiente debido a la proliferación de la basura y pueden ser arrastrados por los ríos a los océanos.
Cada año hasta 150 000 toneladas de desechos de plástico son arrastradas a las costas de Japón, mientras que grandes extensiones de basura plástica flotan en los océanos.
La llamada isla de basura del Pacífico, situada entre California y Hawai, tiene dos veces el tamaño del estado de Texas (cuya superficie es de 696 000 km2, frente a 500 000 de España) y está formada sobre todo de residuos plásticos.
Debido a las bajas temperaturas a las que se biodegradan, \”los residuos de plástico constituirán durante mucho tiempo en el futuro una fuente global de contaminación de los océanos\”, advirtió Saido.
Según los científicos, la exposición a distintos niveles de bisfenol causa alteraciones del sistema endocrino, al comportarse como la principal hormona femenina, los estrógenos.
Estas sustancias se hallan en los plásticos de los biberones y en botellas de agua y refresco, entre otros productos de consumo humano, lo que ha desatado una polémica sobre su uso.
Redacción Internacional, marzo 27/2010 (EFE)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración