Los estrógenos inhiben una proteína llamada MLK3 que provoca la muerte de las células del cáncer mamario, hallazgo que conduciría al desarrollo de nuevos tratamientos contra la enfermedad, difundió la revista Cancer Research.
Este descubrimiento podría ofrecer un nuevo ángulo para el desarrollo de terapias contra el cáncer de mama, según Ajay Rana, de la Universidad de Chicago.
Cerca del 60% de todos los tumores de mama tienen receptores positivos de estrógeno o de progesterona, por lo que esas hormonas estimulan el crecimiento del cáncer.
En experimentos de laboratorio, los investigadores encontraron que en las células del cáncer con estrógeno positivo o progesterona positiva, hay una reducción de la actividad de proteína MLK3.
Consecuentemente, las células del cáncer continúan creciendo, cambiando y desarrollando resistencia a la quimioterapia.
Durante el estudio, el equipo encontró que la actividad de la proteína MLK3 era mucho más alta en células cancerosas estrógeno-negativas y progesterona-negativas.
El siguiente paso, dijo Rana, es buscar una droga que superaría el efecto inhibitorio del estrógeno sobre la proteína MLK3. Tal droga sería una combinación admitida con las drogas de la quimioterapia. 
Washington, marzo 27/2010 (AFP)

marzo 28, 2010 | Lic. Aleida Figueroa Silverio | Filed under: Neoplasias, Oncología | Etiquetas: , , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración