Una nueva terapia combinada es efectiva contra cepas resistentes a la tuberculosis. Abrió el camino hacia otras formas de combatir esta enfermedad, que causa aún la muerte a dos millones de personas en el mundo.
El estudio, publicado en la más reciente edición de la revista Nature Chemical Biology, está basado en la inhibición de la GlgE, la enzima vinculada al crecimiento de la Mycobacterium tuberculosis.
De esta manera se logra dañar el ADN y acumular niveles tóxicos de un tipo de azúcar, la maltosa 1-fosfato, describen los científicos.
Otro de los mecanismos está relacionado con la creación de alfa-glucanos para lograr la denominada letalidad sintética, que elimina a la vez dos de las enzimas analizadas: treS y Rv3032.
Los investigadores, liderados por William R. Jacobs, del Instituto médico estadounidense Howard Hughes, sostienen que con ambas vías se ampliarían los márgenes de eficacia de un futuro tratamiento.
Se incrementaría, además, el potencial de inhibición y se suprimiría la resistencia de las mutaciones.
La terapia combinada de este tipo, añaden los científicos, propicia un giro en la búsqueda de un medicamento contra la infección, centrado hasta ahora en la monoterapia.

Washington, marzo  24/2010 (PL)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración