En México, cada dos horas muere una mujer por cáncer cérvicouterino y el virus de esa enfermedad puede estar presente hasta 20 años, reveló una especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).La investigadora del Centro de Investigación Biomédica del IMSS Nuevo León, Elva Irene Cortés Gutiérrez, dijo que exámenes basados en métodos moleculares serán los mejores aliados de la medicina preventiva para la detección oportuna de dicho cáncer.
Expuso que han trabajado intensamente y logrado determinar, que del desarrollo del la biología molecular han surgido técnicas mucho más precisas y sensibles, que pueden hacer la detección del virus de manera oportuna.
Dijo que los exámenes con técnica molecular no solo permiten detectar con mínimas partículas presentes la existencia del virus del papiloma humano, sino que además dan la posibilidad de determinar la etapa de avance en que está el virus y el grado de afectación cancerígena.
Es decir, este método es capaz de dar una muestra como positiva, pese a que existan en ella pocas partículas virales, lo que significa un avance importante en la detección que permitirá tomar medidas correctivas de inmediato a favor de las mujeres afectadas.
Será fundamental tomar en cuenta estos avances para darles aplicación en la forma más conveniente.
Pero esto, no significa que las técnicas moleculares tendrán que sustituir los métodos convencionales, ya que forman parte de una estructura.
El cáncer cérvicouterino, es un problema de salud pública muy importante para el país, sobre todo, si se toma en cuenta que en México cada dos horas muere una mujer por este tipo de cáncer.
En los estudios epidemiológicos para conocer los factores de riesgo de este mal que daña a las mujeres, se encuentran el inicio temprano de la actividad sexual de la mujer, el tabaquismo, algunas deficiencias de ácido fólico, infecciones y la presencia del VIH.
Sin embargo, recientemente con estudios moleculares se ha establecido que el principal factor de riesgo, considerado incluso como el agente causal del cáncer cérvicouterino, es la infección del virus del papiloma humano, transmitido por vía sexual y es relativamente común en las mujeres.
Casi el 100% de las mujeres con cáncer cérvicouterino, tienen la presencia del virus de papiloma humano, contagiado por vía sexual y desarrollado por algunos de los factores de riesgo antes mencionados.
Este virus puede estar presente de 10 a 20 años hasta ser desencadenado por uno de los factores señalados, que finalmente transforman una célula en cancerosa.
Justamente, se considera que hay mucho tiempo para hacer una detección temprana, cuando la célula empiece apenas a transformarse y evitar que ésta llegue a producir un cáncer.
Ahí es donde está la importancia de detectar el virus del papiloma humano antes de que en forma clínica la mujer presente algunas alteraciones.
Existen varios tipos de papiloma, pero no todos están asociados con cáncer, ya que a algunos son de bajo riesgo pues producen lesiones benignas, hay etapas moderadas y otras de alto riesgo.
Se recomienda a toda mujer en edad reproductiva que haya iniciado su actividad sexual, aplicarse exámenes de cáncer cérvicouterino para prevenir daños a su salud.

Monterrey, marzo  22/2010 (Notimex)

marzo 23, 2010 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Educación Sexual, Enfermedades transmisibles | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración