Las personas que consumen suficiente fibra, en especial de granos integrales, tendrían menos riesgo de desarrollar enfermedades pulmonares crónicas que las que consumen poca fibra, según un nuevo estudio.Un análisis sobre más de 100 000 adultos estadounidenses controlados entre 1984 y el 2000 reveló que los que más fibra consumían al inicio de la investigación tenían menor riesgo de desarrollar enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que incluye al enfisema y la bronquitis crónica.
De los 111 580 participantes, se les diagnosticó EPOC a 832 durante el estudio, es decir, a menos del 1%. De ellos, 234 estaban dentro de la quinta parte de la muestra que menos fibra consumía, mientras que 107 estaban en la quinta parte que más ingería. Al considerar otros factores, como el tabaquismo, la edad y el ejercicio, el grupo que más fibra consumía seguía con un tercio menos de riesgo de desarrollar EPOC que el grupo que menos ingería.
Esto no prueba que los alimentos ricos en fibra puedan prevenir la EPOC, aseguró el equipo de Raphaelle Varraso, del INSERM, en Francia.
Fumar es el principal factor de riesgo de la EPOC y se está estudiando cómo influye en la dieta.
Aun así, los expertos ya recomiendan aumentar la cantidad de fibra en la alimentación a entre 30 y 38 gramos por día para los hombres y a entre 21 y 25 gramos por día para las mujeres.
En el estudio, el grupo que más fibra consumía alcanzaba los 28 gramos diarios, lo que sugiere que la cantidad recomendada sería suficiente como para modificar el riesgo de desarrollar EPOC.
\”Para prevenir la EPOC, lo más importante para la población es dejar de fumar, pero nuestros datos sugieren que la alimentación, que es otro factor de riesgo modificable, también podría aumentar el riesgo de desarrollar la enfermedad\”, escribió el equipo en la American Journal of Epidemiology.
Los resultados surgieron de los datos de dos grandes estudios en Estados Unidos sobre médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud.
Los participantes respondieron cuestionarios alimentarios en 1984 o 1986, y varios años después. Además, periódicamente, informaron sobre otros hábitos de vida y todo diagnóstico clínico.
El alto consumo de fibra estuvo asociado con una reducción del riesgo de desarrollar EPOC.
Al analizar la relación entre la enfermedad y ciertas fuentes de fibra (granos, frutas y verduras), solo la fibra de los granos estuvo asociada de manera independiente con bajas posibilidades de desarrollar EPOC tras considerar el tabaquismo y otros factores de riesgo.
Eso tiene sentido, según el equipo. La fibra posee propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que podrían modificar el desarrollo de la enfermedad pulmonar crónica.
Aun así, el equipo destacó que siempre es difícil separar los efectos posibles de un solo nutriente en la dieta.
Y el hecho de que la fibra de granos esté especialmente asociada con la prevención de la EPOC genera la posibilidad de que otros componentes de los granos integrales también ayuden.
La complejidad con la que esos compuestos interactúan explica por qué los expertos siempre destacan la importancia de tener una dieta equilibrada y variada en nutrientes.

Nueva York, marzo  15/2010 (Reuters Health)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración