Hacerse exámenes preventivos del cáncer de próstata cada año puede llevar a la realización de biopsias innecesarias y a tratamientos que causan más daños que beneficios, según nuevas recomendaciones divulgadas por la Sociedad Estadounidense del Cáncer.
Desde mediados de los años 90, la organización recomienda que la mayoría de los hombres no se hagan exámenes de forma rutinaria. Esa indicación no cambió, pero además sus nuevas conclusiones advirtieron sobre las limitaciones de los análisis de sangre que se realizan millones de estadounidenses.
La Sociedad también dijo que los exámenes rectales no deberían ser parte de un estudio de rutina, sino que deberían ser opcionales.
Estas recomendaciones representan un nuevo rechazo a los análisis de rutina para detectar el cáncer en forma temprana. El año pasado, un panel del Gobierno dijo que la mayoría de las mujeres no necesitan hacerse mamografías antes de los 50 años y un grupo médico dijo que la mayoría de las veinteañeras no necesitan hacerse el examen de citología cada año.
Las autoridades han instado a los hombres a hacerse exámenes de cáncer de próstata por mucho tiempo, pero varios estudios han indicado que la mayoría de los casos que se detectan son de crecimiento tan lento que muchos de los pacientes podrían no haber requerido tratamiento.
La Sociedad es uno de los grupos más influyentes en cuanto a las recomendaciones de exámenes. Sus conclusiones piden a los médicos:
-hablar con los pacientes sobre las ventajas y desventajas de los exámenes y darles información escrita o videos que se refieran a la posibilidad de resultados equivocados y a las consecuencias secundarias del tratamiento.
-dejar de dar el examen rectal como procedimiento de rutina porque no ha demostrado ser benéfico, aunque puede seguir siendo una alternativa.
-usar resultados anteriores para decidir qué tan frecuentes deben ser otros exámenes y para conversar sobre el tratamiento.
El de próstata es el cáncer más común entre los hombres estadounidenses si se excluye al de piel. El año pasado se detectaron unos 192 000 casos nuevos y hubo 27 000 muertes en Estados Unidos.
Sin embargo, la enfermedad avanza con lentitud en muchos casos y, de acuerdo a la edad del paciente, uno puede ser más propenso a morir por otra causa.
Importantes estudios han indicado que los exámenes de rutina no salvan vidas y que muchas veces generan preocupaciones y tratamientos innecesarios.

Atlanta, marzo  7/2010 (AP)

marzo 8, 2010 | Lic. Aleida Figueroa Silverio | Filed under: Enfermedades Urológicas, Neoplasias, Oncología, Urología | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración