El fondo del océano Ártico libera metano, un potente gas con efecto invernadero, a un ritmo más elevado de lo que estimaban los expertos, lo que podría agravar el calentamiento global, según un estudio publicado en la revista Science.
\”Este descubrimiento pone en evidencia una fuente de metano importante pero hasta ahora abandonada proveniente del permafrost (suelo congelado en forma permanente) ubicado bajo el agua más que sobre la tierra\”, escriben los autores del estudio, quienes agregan que \”estas emisiones corren el riesgo de provocar en el futuro un efecto dramático en el calentamiento global\”.
Este equipo de investigación internacional dirigido por Natalia Chakhova e Igor Semiletov, de la Universidad de Fairbanks en Alaska, estudió entre 2003 y 2008 las aguas de la meseta ártica de Siberia oriental, que cubren más de dos millones de km2 en el océano Ártico.
Estudios precedentes realizados en Siberia se habían concentrado en el metano que se escapa bajo el efecto del descongelamiento del permafrost situado sobre el continente.
Los científicos consideraron durante mucho tiempo que el permafrost ubicado bajo el océano Ártico constituía una barrera infranqueable para el metano, un gas cuyo efecto invernadero es 30 veces superior al del dióxido de carbono (CO2).
Pero las observaciones del equipo de la universidad de Fairbanks muestran que el permafrost submarino está perforado y deja escapar grandes cantidades de metano.

Washington, marzo  7/2010 (AFP)

marzo 8, 2010 | Lic. Aleida Figueroa Silverio | Filed under: Problemas de Salud | Etiquetas: , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración