Investigadores de ingeniería biomédica de la Universidad de Michigan (UM), Estados Unidos, crearon un pie artificial que recicla la energía desperdiciada entre cada paso dado, lo que facilitará caminar a las personas a las que hayan amputado alguna extremidad.
Este nuevo artefacto reduce significativamente la energía consumida por paso en comparación con las prótesis convencionales, lo que hace más ágil el proceso, que para una persona normal es similar a cargar 15 kilogramos extra, explicó su creador Art Kuo, profesor en las escuelas de Ingeniería Biomédica e Ingeniería Mecánica de la UM.


Los resultados de la investigación, publicados en la revista Plos One, señalan que al caminar desperdiciamos naturalmente energía al momento en que los pies tocan el piso, agregó Steven Collins, otro creador de la prótesis y ex alumno graduado de la UM que ahora es investigador asociado en la Universidad Delft de Tecnología en Holanda.
Ambos especialistas señalaron que la prótesis realza la fuerza del empuje del tobillo para levantarla y un microcontrolador instruye al pie para que capture la energía disipada, la almacene y la devuelva al sistema en el momento apropiado.
Los ingenieros realizaron varias pruebas experimentales donde detectaron que las personas gastaron 23 por ciento más energía al caminar con un pie prostético convencional, comparadas con las que caminan naturalmente, por lo que el invento trató de reducir en casi la mitad el costo de energía en su uso.
“Las personas sometidas a prueba gastaron 14 por ciento más energía al caminar en un pie artificial que recicla energía que al hacerlo caminando naturalmente. Esto representa una disminución significativa del 23 por ciento de energía adicional que usaron con el pie prostético convencional”, dijo Kuo.
“Todos los pies prostéticos almacenan y devuelven energía, pero no dan demasiadas opciones acerca de cuándo y cómo. Simplemente la devuelven cuando quieren”, dijo Kuo. “Este es el primer aparato que libera la energía de la manera correcta para complementar el empuje, y que lo hace sin una fuente de energía externa”.
Dado que el pie artificial que recicla energía aprovecha una fuerza que de otra manera se perdería, usa menos de un vatio de electricidad mediante una batería pequeña y portátil, mientras que otros aparatos que ayudan en el empuje usan motores y requieren grandes baterías.
“Las personas con amputaciones de miembro inferior, tales como los ex combatientes de los conflictos de Irak y Afganistán o los pacientes que padecen diabetes, a menudo encuentran que el caminar es una tarea difícil, pero el nuevo diseño restablece la función y reduce el esfuerzo para estos usuarios”, agregó Collins.
Los investigadores llevan a cabo actualmente una prueba del pie con amputaciones en el Centro Médico de Asuntos de Veteranos en Seattle, “y en la medida que progresemos en esto los miembros robóticos podrían incluso ser mejores que sus antecesores biológicos”, expresan confiados.
Plos One: http://www.plosone.org/home.action

Fuente: Chicago, febrero 17/2010 (Notimex)

febrero 19, 2010 | Lic. Ada Beatriz Ruiz Jhones | Filed under: Ortopedia y Traumatología, Rehabilitación | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración