La biomedicina será, sin duda, la ciencia de este siglo, que impulsará el entendimiento del genoma y proteoma humanos, así como el desarrollo de nuevas metodologías para el diseño de medicamentos, afirmó Aaron Ciechanover, premio Nobel de Química 2004.
El científico israelí afirmó que esos avances deberán ir de la mano con la bioética para evitar el abuso del conocimiento y añadió que los adelantos logrados, en especial los relacionados con la salud, deben ser accesibles a todos los seres humanos.


Al dictar la conferencia Proteolisis intracelular mediante el sistema de ubiquitina-proteosoma: de los mecanismos básicos a las enfermedades humanas y los fármacos dirigidos, el académico habló sobre el descubrimiento que lo hizo merecedor del premio Nobel.
En el Instituto de Fisiología Celular de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Ciechanover explicó la importancia de los mecanismos de degradación de las proteínas a nivel celular, proceso considerado fundamental para la biología. En su primera visita a México, invitado por la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), explicó que los seres humanos degradan diariamente entre 5 y 7% de sus proteínas, contrario a lo que se pensaba hace décadas: que las proteínas permanecían sin cambio en el organismo.
Sobre su descubrimiento, la proteolisis celular mediante el sistema ubiquitina-proteosoma, Ciechanover subrayó que ese sistema juega un papel principal o secundario en el desarrollo de las enfermedades degenerativas, como el cáncer, el mal de Parkinson y el Alzheimer, entre otros.
En este sentido, el profesor del Centro de Cáncer y Biología Vascular de la Facultad de Medicina Rappaport, en Haifa, Israel, indicó que existen dos fármacos para el tratamiento del cáncer, los cuales se basan en dicho descubrimiento y que pronto estarán en el mercado.
Sobre el trabajo de las compañías farmacéuticas, el también especialista del Instituto de Investigación Technion de Israel consideró que estas empresas deben escuchar a los científicos al desarrollar nuevos fármacos.
Esta industria tiene el objetivo de generar ganancias y el derecho de proteger sus desarrollos científicos y tecnológicos, pero también deben beneficiar a la sociedad, expuso.
Sin embargo, consideró que los científicos, las farmacéuticas y los gobiernos deben hacer un esfuerzo conjunto por lograr que los medicamentos lleguen a toda población.
En entrevista, luego de concluir su conferencia, consideró que México debe desarrollar una buena plataforma científica y educativa, y la mejor forma de hacerlo es desde su propia comunidad científica.
En ese sentido, invitó a México a seguir el ejemplo de su país, que vive de la ciencia y la tecnología.

Fuente: Ciudad de México, febrero 16/2010 (Notimex)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración