Un experimento que reprodujo en laboratorio las características de los campos magnéticos de la Tierra y de otros planetas podría abrir la ruta hacia nuevos procesos de fusión nuclear, según un estudio publicado por la revista Nature Physics.
Los investigadores del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) y de la Universidad de Columbia, utilizaron un imán de media tonelada, mantenido en \’levitación\’ por medio de otro imán, para poder controlar un gas ionizado o plasma.
El plasma, cuarto estado de la materia (sólido, líquido y gas son los otros), está muy difundido en el universo: en estrellas, viento solar, ionosfera, rayos. Está constituido por partículas cargadas eléctricamente: iones y electrones.
En el marco del bautizado \»Levitated Dipole Experiment\» (LDX) llevado a cabo en el MIT, el imán supraconductor, enfriado a -269 grados Celsius mediante helio líquido, pudo controlar los movimientos de un plasma llevado a 10 millones de grados y contenido en un compartimiento adyacente.
Las turbulencias creadas \»dieron lugar a una concentración más densa del plasma -una etapa crucial para hacer que se fusionen los átomos- en lugar de aumentar su dispersión como ocurre habitualmente\», explica el MIT en un comunicado.
Observado durante la interacción de plasmas con los campos magnéticos de la Tierra o de Júpiter, este tipo de concentración bajo el efecto de un campo magnético \»nunca antes había sido recreado en laboratorio\», afirma el MIT.
Este enfoque \»podría dar lugar a una vía alternativa para la fusión nuclear\», destaca Jay Kesner, uno de los responsables del proyecto LDX junto con Michael Mauel (Universidad de Columbia).
Fuente de residuos radiactivos, la fusión nuclear en las centrales utilizadas en la actualidad consiste en partir los núcleos de los átomos. En cambio, al realizar su fusión se puede conseguir una fuente de energía más limpia.
En el desarrollo del proyecto de fusión controlada utilizando el Reactor Experimental Termonuclear Internacional (ITER) en la localidad francesa de Cadarache, se fusionan los núcleos de dos isótopos pesados del hidrógeno, el deuterio y el tritio.
Eso hace necesaria la producción de tritio radiactivo y una protección de las paredes del reactor de los neutrones originados por la reacción nuclear, mientras que el procedimiento LDX permitiría la fusión sin utilizar el tritio.
Con una puesta en marcha más compleja, este procedimiento podría aplicarse en \»una segunda generación\» de reactores de fusión, señala Kesner.

París, enero  25/2010 (AFP)

enero 26, 2010 | Lic. Sandra Rodríguez García | Filed under: Problemas de Salud | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    enero 2010
    L M X J V S D
        feb »
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración