Un equipo de investigadores definió una estrategia para rastrear la evolución genética y la transmisión del SARM, el estafilococo dorado resistente a antibióticos responsable de la mayoría de las infecciones hospitalarias.
Los investigadores recurrieron a nuevas tecnologías de decodificación del genoma de estos patógenos, para comparar cepas aisladas en diferentes enfermos hospitalizados y determinar de forma extremadamente precisa su parentesco genético y cómo se transmiten.
También pudieron reconstituir las transmisiones inter-continentales de las diferentes cepas de SARM y remontarse a su origen, probablemente en Europa en la década de los años 60.
La aparición de este estafilococo mutante corresponde a la generalización de los antibióticos, lo que corrobora la teoría según la cual el uso excesivo de estos anti-infecciosos provocó una mutación de los patógenos para volverse resistentes.
“Quisimos probar nuestro método para ver si permitía rastrear la propagación de la infección en diferentes cepas de SARM de un continente a otro, así como a pequeña escala entre enfermos del mismo hospital”, explica Simon Harris, del instituto británico Wellcome Trust Sanger y coautor de estos trabajos publicados en la revista estadounidense Science el 22 de enero.
Esta nueva tecnología de decodificación permite detectar rápidamente las menores variaciones genéticas entre las cepas y determinar el ritmo de mutación de su ADN, lo que arroja una luz sin precedentes y en tiempo casi real sobre la evolución de estos estafilococos.
Una de las cepas de SARM objeto de estudio sufría una mutación cada seis semanas, precisaron los investigadores.
Para estos trabajos, los científicos decodificaron el genoma del SARM con muestras reunidas de hospitales en América del Norte y del Sur, Europa, Australia y Asia, durante los últimos 30 años.
Los autores del estudio también decodificaron el genoma de 20 muestras de SARM tomadas de enfermos en un único hospital en Tailandia, contaminados con diferencias de siete meses. Es también posible que las infecciones hayan sido transmitidas entre las mismas personas.
“Poder determinar precisamente qué cepas son responsables de tal o cual infección es fundamental para elaborar estrategias de salud pública”, destaca Stephen Bentley, del Wellcome Trust Sanger Institute, y principal autor del estudio.
Poder rastrear las diferentes cepas de SARM permitirá a los investigadores comprender por qué se propagan tan rápidamente, lo que debería alentar nuevas estrategias de lucha contra la infección. Pero no solo contra el estafilococo dorado resistente al antibiótico, sino además contra otros super-patógenos emergentes, prosigue el médico.
“Esta tecnología de decodificación (del genoma) ofrece la posibilidad de determinar con más precisión las vías de transmisión del SARM, lo que permite intervenciones sanitarias o tratamientos más específicos”, agrega Sharon Peacock, de la Universidad de Cambridge y también responsable del estudio.
La proporción de infecciones hospitalarias provocadas por el SARM pasó de un 2% en 1974 a un 22% en 1995 y un 63% en 2004. Actualmente, 20% de las personas infectadas mueren cada año.
Washington, enero  24/2010 (AFP)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    enero 2010
    L M X J V S D
        feb »
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración