Una dieta rica en ácidos grasos omega-3 ayuda a proteger el ADN de pacientes cardíacos, lo que podría explicar por qué el aceite de pescado es tan beneficioso luego de un ataque al corazón, señalaron investigadores estadounidenses en un estudio.
“Los cardiólogos saben desde hace un tiempo que el aceite de pescado omega-3 ayuda a los pacientes con enfermedad de las arterias coronarias”, dijo el doctor Ramin Farzaneh-Far, de la Universidad de California, cuyo estudio fue publicado en Journal of the American Medical Association (JAMA).
“Una serie de estudios en los últimos 20 años han demostrado que después de que los pacientes han tenido un ataque cardíaco, tomar aceite de pescado (…) logra reducir el riesgo de sufrir un nuevo ataque o muerte por enfermedad de las arterias coronarias\”, dijo Farzaneh-Far.
Lo que aún no está claro es por qué el aceite de pescado es tan bueno para el corazón.
“En este estudio, decidimos analizar un nuevo mecanismo por el cual podrían funcionar los ácidos grasos omega-3”, sostuvo Farzaneh-Far.
El equipo se concentró en el largo de los telómeros, las puntas que protegen los extremos de los cromosomas presentes en el ADN.
Si estas puntas se desgastan o se acortan, se puede producir un envejecimiento prematuro o cáncer, un nuevo descubrimiento que ayudó a Elizabeth Blackburn y a otros dos estadounidenses a ganar el Premio Nobel de Medicina en 2009.
Farzaneh-Far y sus colegas midieron el largo de los telómeros en células de la sangre en 608 pacientes que sufrieron ataques al corazón para ver si había alguna relación entre los niveles de ácidos grasos omega-3 y el cambio en el largo de los telómeros a lo largo del tiempo.
“Encontramos una asociación muy clara de que aumentar los niveles de aceite de pescado omega-3 en la sangre influye en la caída de la tasa de envejecimiento biológico”, dijo Farzaneh-Far.
Los pacientes con los mayores niveles de ácidos grasos omega-3 tenían los telómeros más largos, mientras que los participantes con menores niveles presentaban telómeros más cortos, aseveró.
Ninguno de los pacientes tomó suplementos y el equipo no obtuvo información sobre su dieta, por lo tanto no es claro cuánta cantidad de aceite de pescado fue necesaria para ver el efecto.
El aceite es la fuente primaria de los ácidos grasos omega-3, pero también puede encontrarse en nueces, aceite de lino y verduras de hojas verdes.
Los resultados ofrecen una explicación biológica de por qué el aceite de pescado ayuda a los pacientes cardíacos.
Una posibilidad es que los ácidos grasos omega-3 contrarresten el estrés oxidante, una reacción química que daña las células y puede acortar los telómeros, dijo Farzaneh-Far.
Otra es que el aceite de pescado aumente la producción de telomerasa, una enzima que alarga y repara los telómeros acortados.

Chicago, enero  21/2010 (Reuters)

enero 22, 2010 | Lic. Sandra Rodríguez García | Filed under: Enfermedades Cardiovasculares | Etiquetas: , , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    enero 2010
    L M X J V S D
        feb »
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración