Las medicinas comúnmente empleadas para tratar la hipertensión arterial y la enfermedad cardíaca disminuirían el riesgo de desarrollar enfermedad de Alzheimer y demencia, según indicaron el miércoles científicos de Estados Unidos.
Expertos de Boston hallaron que las personas mayores que toman cierto tipo de medicamentos antihipertensivos, conocidos como bloqueadores de los receptores de la angiotensina (ARB ), eran mucho menos propensas a desarrollar enfermedades debilitantes del cerebro.
La demencia afecta a unos 35 millones de personas en todo el mundo y la cantidad de casos, así como su impacto en las políticas sanitarias y los costos sociales y económicos de su atención, crecerán gradualmente a medida que la población envejezca.
Pese a décadas de investigación, los médicos aún tienen pocas herramientas efectivas para combatir la demencia y expertos que comentaron este nuevo estudio señalaron que podría tener implicaciones importantes.
La entidad Alzheimer\’s Disease International prevé que el número de pacientes con demencia a nivel global casi se duplicará cada 20 años, hasta llegar a 66 millones de casos en el 2030 y más de 115 millones en el 2050. Lo peor de ese avance alcanzará a las naciones más pobres.
El estudio, dirigido por Benjamin Wolozin de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston, observó la incidencia de demencia en 800 000 pacientes estadounidenses -en su mayoría varones- entre el 2002 y el 2006. Todos tenían enfermedad cardíaca y 65 años o más.
Un grupo estaba consumiendo ARB; otro consumía un tipo diferente de antihipertensivo, un inhibidor de la ECA llamado lisinopril; y una tercera cohorte tomaba otra medicina cardíaca.
Los resultados, publicados en British Medical Journal, mostró que quienes consumían ARB eran mucho menos proclives a desarrollar enfermedad de Alzheimer o demencia, dijo Wolozin.
La hipertensión arterial es un factor de riesgo conocido de la demencia vascular, en la cual la función cerebral se ve dañada por una serie de pequeños accidentes cerebrovasculares.
El equipo de investigadores también halló que los ARB tienen un efecto adicional cuando se los combina con los inhibidores de la ECA en pacientes que ya padecían Alzheimer o demencia. Las personas que recibían ambas medicinas eran menos propensas a morir prematuramente o a ingresar a geriátricos.
\”Las consecuencias en salud pública de hallar una forma efectiva de prevenir la demencia son inmensas\”, indicaron Colleen Maxwell y David Hogan, expertos en medicina geriátrica de la Universidad de Calgary, en Canadá, quien escribió un comentario sobre el estudio.
No obstante, los científicos dijeron que se necesitan más estudios para verificar si estos medicamentos, en particular los ARB, podrían ayudar.

Londres, enero  13/2010 (Reuters)

enero 15, 2010 | Lic. Sandra Rodríguez García | Filed under: Enfermedades Neurológicas | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    enero 2010
    L M X J V S D
        feb »
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración