La inyección intravenosa de un nuevo agente anabólico óseo reduce el tiempo de curación de la fractura de fémur un 60 por ciento sin producir ningún impacto en el tejido sano circundante. Estos son los resultados de un estudio presentado en la Reunión PharmaSci 360 de la Asociación Americana de Científicos Farmacéuticos.

Hasta ahora los fármacos disponibles para acelerar el proceso de curación debían ser aplicados de forma directa sobre la fractura durante la cirugía, algo que no es factible para todos los casos. Investigadores de la Universidad Purdue, en Indiana, Estados Unidos, han diseñado una nueva entidad química: dasatinib-aspartato 10 conjugado, que utiliza un péptido dirigido unido a dasatinib, un inhibidor multidiana de tirosina cinasa, que ha demostrado su uso en el crecimiento de hueso.

Los resultados del trabajo muestran que el proceso de curación que normalmente tiene una duración de ocho semanas para recuperan completamente la fuerza mecánica se reduce de 3 a 4 semanas al aplicar el fármaco dirigido.

“Hemos previsto la necesidad de contar con este tipo de terapia. Aunque muchas fracturas de hueso no requieren cirugía la mayoría sí necesitan un proceso de curación prolongado que puede producir morbilidades, pérdida de productividad laboral y en algunos casos, el fallecimiento del paciente. Al desarrollar una terapia que puede acelerar la reparación de la fractura sin dañar a los huesos y tejidos sanos, contamos con una vía de abordar este problema”, ha explicado Mingding Wang, de la Universidad Purdue.

Eficacia en días alternos o seguidas en la curación de la fractura

El estudio muestra que se obtiene igual eficacia aplicando el tratamiento en días alternos o todos los días. La aplicación de dasatinib-aspartato 10 conjugado supuso un aumento del 114 por ciento en la densidad osea y se consideró como el mejor tratamiento de intervalo. Reducir el intervalo de la dosis a su aplicación cada cuatro días, sin embargo, supuso una reducción importante en su potencia. Asimismo, esperar una o dos semanas para la estabilización del riego sanguíneo a la zona fracturada antes de aplicar el agente no impactó negativamente en su eficacia en la rapidez de curación.

La aplicación de dasatinib ya había demostrado mejoras en la tasa de curación, pero su combinación con aspartato 10 dobló los resultados en densidad ósea. Además, puesto que dasatinib se administra de forma crónica a pacientes oncológicos sin problemas de toxicidad  significativos, se espera que esta forma dirigida sea incluso más segura.

“Mientras que aún deberemos utilizar prótesis y escayolas en algunos casos, la capacidad de esta terapia para acelerar la recuperación y la función podría tener beneficios para toda la comunidad ortopédica”. El próximo paso es probar la eficacia de este agente anabólico óseo en fracturas adicionales, incluyendo la fractura de hueso largo, las de cadera, las pseudoartritis, las fusiones espinales y las fracturas craneofaciales.
noviembre 16/2018 (diariomedico.com)

 

noviembre 17, 2018 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Farmacología, Ortopedia y Traumatología | Etiquetas: , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

  • Noticias por fecha

    noviembre 2018
    L M X J V S D
    « oct   dic »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración