Un trabajo en primates no humanos sugiere que administrar dos anticuerpos justo después de la infección permitiría controlar el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

VIHSon más de 25 los fármacos desarrollados para controlar el virus del sida, pero el VIH siempre tiene una versión latente al acecho, preparada para atacar al sistema inmunitario tan pronto como se deja de tomar el tratamiento. De ahí que uno de los retos más investigados ahora sea cómo acabar con los reservorios virales.

Un nuevo trabajo de la Universidad Rockefeller y los Institutos Nacionales de Salud estadounidenses, que se publica en Nature, sugiere que el tratamiento con dos anticuerpos frente al VIH inmediatamente después de la infección permite al sistema inmunológico controlar eficazmente el virus, evitando su regreso no para siempre, pero al menos sí durante un periodo prolongado.

“Esta forma de terapia puede inducir una inmunidad muy potente al VIH, permitiendo al organismo controlar la infección”, dice Michel Nussenzweig, jefe del Laboratorio de Inmunología Molecular e Investigador del Instituto Médico Howard Hughes. “Funciona aprovechando las defensas naturales del sistema inmune, de forma similar a lo que ocurre con algunas formas de inmunoterapia contra el cáncer”.

Esta inducción de inmunidad se ha llevado a cabo en experimentos con animales, en concreto en macacos, utilizando el modelo de infección del virus de inmunodeficiencia simio-humano (VIH-S). Aunque no imita exactamente la infección humana por el VIH, los hallazgos sostienen una mayor exploración de la inmunoterapia como una forma de controlar el virus y de estimular la respuesta inmune en las personas.

Control a largo plazo

Los dos fármacos utilizados en el estudio, 3BNC117 y 10-1074, son parte de los  llamados anticuerpos ampliamente neutralizantes. Estas moléculas se descubrieron precisamente en el de Nussenzweig, al estudiar a los “controladores de élite”. Cada anticuerpo se une a un sitio diferente del virus.

En este último estudio, se inoculó el virus VIH-S a 13 monos, y luego se les administraron tres infusiones intravenosas de los dos anticuerpos durante un periodo de dos semanas. El tratamiento suprimió el virus a niveles cercanos o inferiores al límite de detección, y su efecto duró hasta seis meses. Después de que los anticuerpos desaparecieron del organismo de estos simios, el virus recuperó sus niveles en todos ellos menos en uno.

Entonces, entre los 5 y 22 meses después, sucedió algo llamativo: seis de los monos recuperaron espontáneamente el control del virus. Sus niveles de virus nuevamente se desplomaron a niveles indetectables y permanecieron suprimidos de 5 a 13 meses.

Esos seis monos también fueron capaces de mantener niveles adecuados de células inmunes, después de recibir las infusiones de anticuerpos.

Además, cuatro de los monos que no recuperaron el control completo del virus mostraron respuestas prometedoras al tratamiento: mantuvieron cargas virales extremadamente bajas y niveles normales de células inmunitarias clave durante dos o tres años después de la infección. Así que, en total 10 de los 13 monos se beneficiaron de inmunoterapia con anticuerpos.

Viable en seres humanos
Nussenzweig y su grupo también investigaron qué aspecto del sistema inmunológico estaba ayudando a los monos a evitar el regreso del virus. Para ello, administraron a los seis monos controladores un anticuerpo que ataca a las células T citotóxicas. La infusión de este anticuerpo elevó inmediatamente la cantidad de VIH-S en la sangre y disminuyó los niveles de dichos linfocitos T, lo que indica que estas células desempeñan un papel clave en la prevención de la replicación VIH-S después de la infusión terapéutica de anticuerpos.

Los investigadores ahora están repitiendo el experimento después de una exposición más larga al virus, esperando de dos a seis semanas después de la infección de VIH-S antes de administrar el anticuerpo. Es el tiempo que normalmente se necesita para que una persona infectada por el VIH sea diagnosticada y pueda recibir tratamiento.
marzo 13/2017 (diariomedico.com)

 

Leer más en:

Antibody 10-1074 suppresses viremia in HIV-1-infected individuals

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

  • Noticias por fecha

    marzo 2017
    L M X J V S D
    « feb   abr »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración