Una nueva ley antitabaco entró en vigor en España, donde queda prohibido terminantemente fumar en todos los espacios públicos cerrados, parques infantiles y en los accesos a hospitales y escuelas.
La “flamante norma” reemplaza a la aprobada en 2005, que impedía fumar en centros de trabajo, pero que autorizó a los locales de ocio más pequeños declararse o no libres de humo, además de prever la creación de zonas de no fumadores en los más grandes.
A diferencia de la anterior, la legislación que empezó a regir este domingo es mucho más restrictiva, pues elimina totalmente la posibilidad de encender un cigarrillo, como hasta ahora, en bares, restaurantes, discotecas y salas de juego.
Con la nueva legislación, que equipara a España con la mayoría de los países europeos, también se declararan libres de humo los lugares al aire libre como los parques infantiles, y los alrededores de los hospitales y centros educativos. En la misma se define como espacio público \”todo lugar accesible al público o de uso colectivo, con independencia de su titularidad estatal o privada\”, los transportes públicos o colectivos y terrazas con \”un máximo de dos paredes\”.
Como excepción, se podrá fumar en las habitaciones de los hoteles que sus dueños decidan habilitar para ello, con un máximo del 30% de la instalación. Estas habitaciones deben ser fijas, estar separadas del resto y señalizadas con carteles. Los trabajadores no podrán acceder a ellas mientras se encuentre un cliente en su interior, salvo caso de emergencia.
Además, se permitirá encender un cigarrillo en espacios al aire libre de universidades y centros exclusivamente dedicados a la formación de adultos, siempre que no sean accesos inmediatos a los edificios o aceras circundantes.
El endurecimiento de la ley antitabaco, impulsada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y sancionada por el Parlamento el pasado 21 de diciembre, es rechazado por el sector de la hostelería, que augura una caída en sus ventas del orden del 10%.
Desde el Ministerio de Sanidad niegan esa hipótesis y citan estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de naciones como Irlanda, con leyes similares, que descartan repercusiones económicas por la prohibición de fumar en estos locales.
La ministra de Sanidad, Leire Pajín, recordó que en España mueren unas 50 000 personas al año por enfermedades derivadas del consumo del tabaco, cifra superior al número de fallecidos en accidentes de tránsito o por consumo de drogas. Según la titular, de ese total de defunciones, unas 1200 corresponden a fumadores pasivos.
Las multas por incumplir la normativa oscilarán entre los 30 euros para las infracciones leves hasta los 600 000 euros para las consideradas muy graves.
Madrid, enero 2/2010 (PL)

enero 3, 2011 | Lic. Sandra Rodríguez García | Filed under: Adicciones | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración